El Justiciero de los Ochentas: Cobra

Posiblemente Cobra sea mi película favorita de Sylvester Stallone junto a Rocky III, sólo por el hecho de tener el recuerdo de haberla ido a ver al cine, que me llevó mi abuela al cine Rio y que al ser sesión continua y haber llegado tarde la vimos casi dos veces.

cobra

Mario Cobretti, todo chulo con su coche molón a base de nitro (un Mercury Coupé del 51), su Colt 45, su ametralladora con mira láser, su ropa ochentera y cerilla en boca, en lucha contra una banda de malos malosos medio sectarios sangrientos que querían un mundo diferente llamado el “Nuevo Orden”que se querían cargar a la chica de turno,

night-slasheren este caso Brigitte Nielsen (por aquel entonces estaban casados), que le sacaba una cabeza al amigo Stallone (también coincidirían en Rocky IV) testigo y sobreviviente de las fechorías y asesinatos. Por suerte, Cobra se tropieza en su camino y decide encargarse del caso y de su protección.

Algunas de sus frases más míticas en la película son: “No trato con psicópatas. Yo los elimino”“Aquí es donde termina la ley, y empiezo yo” o “El crimen es una enfermedad, y yo soy el remedio”;“Dígaselo al juez”“Tiene derecho a permanecer en silencio”. Vamos, el puto amo!

Anuncios

Un pensamiento en “El Justiciero de los Ochentas: Cobra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s